Este artículo está pensado para ayudar a todos los que quieren viajar a Cuba y necesitan algunos consejos.

1. Cuba es un lugar muy peculiar, con una personalidad tan fuerte que puede que te deje algo aturdido. Para intentar entenderla tienes que conocer su historia.

2. ¿Necesito visado para viajar a Cuba? La respuesta es SI! Aunque en realidad es una “Tarjeta Turística” que hay que tramitar con antelación a tu viaje. Para conseguirla puedes ir a la oficina de alguno de los consulados de Cuba por todo el mundo, aunque lo mejor es acudir a alguna empresa online especializada en este trámite, que obviamente te cobrará un suplemento. Además necesitarás tener contratado un seguro de viaje obligatorio.

3. El mojito se inventó en La Bodeguita del Medio en La Habana… pero con la fama en este local los mojitos son bastante caros (5 CUC), además está siempre a tope de gente. Los hay igual de ricos en otros sitios y mucho más baratos (los encontramos hasta por 1 CUC).

4. ¿CUC? Sí, en Cuba hay dos monetas: el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC). El primero es la moneda nacional, que sirve esencialmente para pagar billetes de transporte local, comida en ventanitas, fruta, etc… el CUC es la moneda que se utiliza casi siempre en sitios turísticos (trasporte turístico, restaurantes, souvenirs…). Al principio es algo lioso pero verás que no es tan complicado.

5. Si llegas desde EE.UU. o desde otro país no europeo, no traigas dólares americanos a Cuba: no es nada conveniente cambiarlos, pues cobran una comisión del 10%! Lo mejor es llegar con euros y cambiarlos en las casas de cambio (CADECA). Por cierto, cambia la gran parte del dinero en CUC, y es que a menos que no te muevas siempre en transporte local y comas siempre en ventanitas, no gastarás muchos CUP.

6. Hay cajeros automáticos en Cuba, nosotros lo usamos una vez y el tipo de cambio no fue tan desfavorable. Teníamos entendido que no era recomendable porque hacían dos conversiones: la primera a dolares americanos (donde perdías parte del valor) y luego a euros, pero no fue nuestro caso. Aquí te contamos las soluciones para disponer de dinero en el extranjero, y más sobre la tarjeta que ahora mismo usamos: Bnext.

7. Los cubanos son el tesoro más grande de Cuba: habla con ellos, sé amable, pregunta y respeta!

8. Cuba está llena de coches antiguos que parecen salir directamente de la Ruta 66. ¿Sabes por qué?  Los estadounidenses que vivían o estaban de viaje en Cuba escaparon de la isla el 1 de enero de 1959, cuando la Revolución cubana consiguió la victoria. Sus propiedades (coches, casas…) fueron confiscadas y distribuidas a la población. Como curiosidad te contamos que estos coches los llaman “almendrones” y sí, son preciosos. Una de las cosas que hacer en La Habana, es justo montarte en un almendrón y darte una vuelta a la ciudad. Si quieres reservarlo con adelanto, puedes mirar aquí.

9. Los taxistas son la mejor enciclopedia de Cuba: aprovecha los trayectos para empaparte de historia, anécdotas y muchas risas. Y prepárate para escuchar mucha música cubana tradicional y sobre todo mucho, demasiado, reggaetón (no solo en los taxis).

10. ¿Taxistas? ¿No es más fácil viajar en bus? Sí y no: nosotros viajamos con nuestros padres y nos salía más barato (o muy parecido) compartir el taxi que viajar en bus turístico.

11. La única compañía de bus turísticos es Viazul y no, no es muy barata (aquí tienes su web). La forma más económica de moverse es utilizar taxis compartidos (almendrones o furgonetitas donde caben unas 6-9 personas), o los camiones (buses locales muy, muy baratos), aunque estos son sobre todo para trayectos cortos.

12. Si crees que Varadero solo es un destino de pulserita, estás muy equivocado. Nosotros nos alojamos en una estupenda casa en Santa Marta (el pueblecito anterior a Varadero) y nos lo pasamos genial (y gastamos muy poco!).¿Sabías que ya puedes contratar actividades en Cuba en Civitatis? Echa un vistazo!

13. Si viajas a Trinidad, cosa que te recomendamos, prueba la bebida local: la canchánchara, un cocktail a base de limón, miel y aguardiente.

14. Prueba la gastronomía cubana que tiene muchos platos muy ricos, como por ejemplo la ropa vieja.

15. La Habana es una ciudad preciosa… pero hay zonas que se caen, literalmente, a trozos. La parte de La Habana Vieja ha sido restaurada con financiación del gobierno y está casi perfecta, pero en otros barrios como Centro Habana se encuentran calles llenas de casas derribadas o a punto y parece estar en zona de guerra 😮 . Pero es innegable que la ciudad tiene un encanto especial.

16. ¿Es necesario reservar el alojamiento? Nuestro consejo es: reserva las primeras noches en La Habana, a partir de ahí ve reservando sobre la marcha. Hazlo en casas particulares: son la forma más barata de alojarse y te permiten tener contacto real con los cubanos. Por otro lado si prefieres no perder tiempo ni energías en encontrar tu casa ideal, puedes hacer las reservas antes de llegar a Cuba. Te aconsejamos echar un vistazo a esta web donde hay muchísimas opciones, siempre en casas particulares.

17. En Julio y Agosto se pasa mucho calor. Es un país tropical y el calorazo es normal. En términos generales que sepas que la estación lluviosa va de mayo hasta octubre. La estación seca va de noviembre hasta abril y en teoría es la mejor época para viajar a Cuba.

18. Tienes que probar el helado de Coppelia.

19. Si te gusta bailar salsa… Cuba va a ser tu paraíso! Siempre hay locales donde hay música en directo y gente bailando: lo tienen en la sangre.

20. ¿Eres de los que no viven sin internet? En Cuba vas a tener un detox tecnológico que te dejará como nuevo. Wifi hay, pero solo en zonas concretas (normalmente parques, plazas de las ciudades o recepciones de grandes hoteles), para conectarte tienes que adquirir una tarjeta de un tiempo determinado en las oficinas de ETECSA). Vamos… mejor disfruta de la desconexión, que te aseguro te vendrá muy, muy bien!

21. Ya que no tendrás internet a tu disposición en cada momento, te recomendamos descargarte el mapa de Cuba en la app maps.me, así sabrás siempre dónde estás y podrás ayudar a los taxistas a encontrar el destino exacto. Funciona offline y muy bien!

22. Ojo al timo de los sellos: si quieres enviar postales al extranjero asegúrate de que los sellos que te venden son los correctos… a nosotros nos dieron un sello para correo nacional (pagamos cada uno 0,75 CUC, el precio del internacional, en lugar de 0,15 CUP, el nacional). Si no estás seguro, lo mejor es comprarlo en una oficina de correos.

23. Si eres de los que tienen la sangre dulzona, lleva desde casa repelente de mosquitos, no se suele encontrar en la isla y puede salvarte de unos cuantos picotazos.

24. Si fumas tienes que probar un buen puro cubano. Pero mucho ojo porque te pueden dar gato por liebre: o mejor dicho hoja de plátano por hoja de tabaco! Es otro de los timos más comunes de Cuba. Y luego deja de una vez de fumar, hombre, con todo el dinero que te ahorras puedes pegarte un buen viaje (por no hablar de tu salud).

25. ¿Es seguro Cuba? Si, la tasa de criminalidad es baja, pero como en cada sitio turístico, toma las precauciones necesarias y haz caso siempre a tu sentido común. Puedes estar tranquilo, Cuba es uno de los países más tranquilos de todo el continente americano.

26. No bebas agua de grifo y ten cuidado con los hielos de los restaurantes… A nosotros nos pilló flojera en Viñales, y al parecer le pasa al 99% de viajeros. Intenta evitar las bebidas que contengan agua corriente, como limonadas, y tira más por botes o botellas cerradas.

27. Somos fans del regateo, pero solo cuando el precio es exagerado o cuando es obvio que nos toman por turistas tontos… no seas el típico guiri que regatea para bajar unos céntimos el precio. La gran mayoría de cubanos viven en condiciones precarias y, aunque el gobierno facilita lo básico para sobrevivir, demasiado a menudo no es suficiente y la gente tiene que apañárselas con otros trabajos o dándole al ingenio. Además, a esto hay que sumarle que los cubanos cobran en CUP y hay muchos gastos en CUC. Así que no seas tacaño.

28. Nos contaron que los sueldos suelen ser muy bajos: Un profesor tuvo que dejar de ejercer ya que cobraba unos 50€ al mes y tuvo que ejercer como taxista. Lo mismo vale para médicos e ingenieros: vimos que en Cuba la mayoría de la gente tiene una formación excelente pero al final les conviene trabajar de guías o taxistas (ya sea por escasez de puestos o por problemas de sueldo).

29. La sanidad pública de Cuba es una de las mejores del mundo pero claro, ni se te ocurra viajar sin seguro de viaje (además es obligatorio).

30. Alquilar un coche te da una libertad increíble pero es muy caro y, además, no hay mucha disponibilidad. Si quieres hacerlo recuerda reservar con mucho tiempo de adelanto. Nosotros preguntamos en una oficina en el aeropuerto y los tenían todos alquilados. Calcula unos 60-75€ por día. Por cierto, si al final lo alquilas te recomendamos reservar taxi desde el aeropuerto a la ciudad… te quitarás unos cuantos dolores de cabeza!

31. Antes de ir a Cuba leímos en algún blog que había que pagar un impuesto de salida. Buena noticias: actualmente no hay que pagar nada.

32. Prueba las cervezas locales: la Cristal está bien rica 🙂

33. No olvides llevar un adaptador de enchufe: se utiliza el americano de tipo A.

34. Si buscas playas preciosas (hay muuuchas en Cuba) y semi desiertas (ya no hay tantas) te recomendamos ir a la Playa de las Gaviotas, al final del Cayo Santa María. Madruga para ser uno de los primeros en llegar y hacerte con una cabañita.

35. No te pierdas un atardecer en el Malecón de La Habana.

36. Nosotros, como ya os dijimos, viajamos con nuestros padres y no seguimos un presupuesto del todo mochilero (sobre todo en tema comida). Para que tengas una idea, alojarte te costará unos 15-25€ por habitación doble, comer entre 0,5 y 2-5€ (dependiendo si lo haces en ventanilla o en restaurantes) y el transporte, para nosotros, es el gasto más caro (sobre todo si te mueves mucho y utilizas taxi/bus turístico). Echa un vistazo a la web de Viazul para hacerte una idea de los precios de los billetes de bus.

37. Eso sí, si quieres viajar con presupuesto mochilero no vas a tener demasiados problemas.

38. Habla con los cubanos, pregunta, cuestiona pero nunca juzgues: somos simples turistas que en el 99% de las veces poco (o nada) sabemos de la situación que vivieron y viven.

39. Puede que te vayas de la isla enamorado perdido o algo confuso, como nosotros. Lo que va a pasar es una cosa: con el paso del tiempo vas a querer regresar, porque Cuba tiene alma. Puede que no consigas entenderla al principio, pero es uno de aquellos sitios que enganchan. A todos. Antes o después vas a caer rendido!

Hasta aquí nuestros consejos para viajar a Cuba, si tienes más dudas… aquí nos tienes 😉

Boletín DeCuba.es

Actualizaciones y ofertas en su Bandeja de Entrada